Connect with us

Larimar Magazine

UN VERANO EN BARAHONA

Reportajes

UN VERANO EN BARAHONA

Cuando pensamos en el sur de la República Dominicana por lo general la palabra calor es lo primero que nos viene a la mente por las altas temperaturas que registra en el año como país caribeño que es y más aún durante el verano.

Esta condición no es una excepción en Barahona, pero a diferencia de las demás provincias ninguna ofrece tantos lugares atractivos y de exuberantes bellezas naturales como “La Perla Del Sur” lugar poseedor de la biodiversidad más sorpréndente del país a pocos minutos de distancia del centro de la ciudad.

Rio Los Patos en Barahona

En pocas palabras, Barahona te ofrece en un gran porcentaje todo lo que deseas encontrar para pasar un verano inolvidable y con ganas de que la experiencia se pueda repetir. Zonas áridas, húmedas, boscosas… temperaturas cálidas y otras más frescas que en ocasiones llegan a ser agradablemente frías; playas, mares, ríos y cascadas que crean un armonioso contraste natural forman parte de su magia.

Un gran ejemplo de todo esto es la zona costera, la cual es un poema continuo a la naturaleza que hasta a la persona menos romántica del universo motiva a inspirarse. Aquí te esperan el rio Bahoruco, San Rafael, La Virgen, Villa Mirian, Los Patos, Los Morones, La plaza, Riosito, Nizaito y un sinfín de afluentes y piscinas naturales que resbalan con delicadeza por las faldas de las montañas, sin dejar de mencionar los grandes protagonistas con toque salado entre los que se encuentran El Quemaito, La Meseta, San Rafael, Los Patos, playa Bahoruco, La Ciénega y Enriquillo, algunos de estos comparten espacio y nombre con los ríos más famosos de la provincia.

Playa El Quemaito

Y como las grandes bendiciones vienen desde arriba, el imponente municipio de Polo que se encuentra aproximadamente a 800 metros sobre el nivel del mar no solo destaca por su especial microclima, gracias al cual lleva este nombre, sino que su bondad se deja sentir cuando decides visitar sus exóticos balnearios: Mata de Maíz y Mata de Rulo, que junto a otros tantos riachuelos recorren de forma majestuosa la inmensa vegetación de la que se hace adornar.

También destacan algunos distritos municipales y municipios de la provincia como son La Guázara y Cabral que presumen, y con toda razón, sus caudalosas aguas.

Como pueden notar, nada es más refrescante que tener la certeza que para el calor en Barahona se tiene remedio por doquier y que más allá de ser una desventaja las fuertes temperaturas durante casi todo el año, es más bien una invitación abierta a dejarse envolver por sus mansedumbres y frías  aguas.

Kilssy Mendez

Directora, Larimar Magazine. Periodista, comentarista del programa radial "Expresión Popular y apasionada del turismo.

More in Reportajes

MI PAÍS

To Top